domingo, 8 de julio de 2012

Historia gráfica y deportiva de Josep Mª Mallol i Guerra.



Prólogo por Josep Mª Galindo

  Cuando a principios del mes de mayo me llamó Josep Mª Mallol para proponerme hacer una web personal sobre su historia deportiva no lo dude un instante.
  Y no lo dude por una simple razón, Josep Mª Mallol, conjuntamente con Alejandro Tejedo, es y será siempre para los Ducatistas españoles y aficionados a la moto en general, el equivalente a Paul Smart para los moteros y ducatistas a nivel mundial.
  Al igual que Paul Smart, será recordado siempre por su mítica victoria en las 200 Millas de Imola de 1972, Mallol lo será por su también no menos mítica victoria en las 24H de Montjuïc de 1980, en ambos casos no importan cualquier otros resultados deportivos, ya que estos han quedado diluidos por los anteriormente citados.
  Finalmente reconocerle a Mallol un título honorífico que muchos quizás no han valorado, y es el de ser el rey de la resistencia mundialista en Montjuïc,.
  Montjuïc tuvo un “Principe” llamado Ricardo Fargas, al que le sucedió un “Rey” llamado Benjamín Grau, pero ha existido un piloto cuyo palmares en los tres años de la aventura mundialista de la resistencia en el parque, comprendidos entre 1980 y 1982, que no ha sido superado por ningún otro piloto y este es Josep Mª Mallol, con una victoria una segunda posición y otra novena. que le hacen encabezar este particular ranking mundialista.

De Josep Mª a Josep Mª

  No, “Nos gustaría”, y hablamos ambos, que esta biografía fuera un simple relato mas o menos bien documentado de unos hechos deportivos, sino que pretendemos que los factores humanos, anecdóticos y mundanos que rodeaban el mundo de las carreras en los años 70 y 80 se vieran reflejados en el mismo, para lo que se nos ha ocurrido que cada uno de nosotros “escribirá de manera distinta”, y para distinguirnos cada uno utilizará tiempo verbal y tipografía diferente.

  Mientras que Josep Mª Galindo escribirá en pasado relatando sucintamente los aspectos deportivos mas relevantes, “Yo lo haré en presente y en negrita cursiva para diferenciarme”, 

Josep Mª Mallol
Josep Mª Galindo

DUCATI-MOTOTRANS, La historia deportiva 2ª edición, un libro co-escrito por el autor del blog y que se ha vuelto a comercializar en segunda edición, y con una buena parte de la historia del blog impresa en papel de alta calidad.



Asimismo se ve complementado en los suministrados por mi con un DVD que comprende:

Vídeo 200 Millas de Imola 1972 y 200 Millas de Imola 1973

5 películas con la historia completa de Ricardo Fargas con más de 800 fotografías de su álbum personal.
Catalogo de los productos DUCATI Meccanica de mediado los años 60, incluyendo motocicletas, motocarros, aperos agrícolas y la distribución y fabricación de los automóviles Triumph algo poco conocido.
Parte del Desmodrome original de Marc Poels traducido al castellano
Los reportajes redactados por mi y publicados en la prensa especializada nacional, que completan el libro, entre otros documentos mas y unos apartados fotográficos exclusivos de carreras en Montjuïc, tanto de resistencia o velocidad referidos a la marca.
Su precio para los entregados en mano en Barcelona y el área de la zona 1 metropolitana será de 30€, los envíos por paquete azul 37€, si alguien pide dos unidades o se hace un pedido conjunto para dos personas el precio baja hasta los 34€.


Pedidos a       galper54@gmail.com



Concentración o abstracción ?? no importa, solo a los pilotos y a los toreros les he visto esta expresión común a aquellos que saben que van a exponer su vida, analizando mas la foto se observa el dorsal 84 en un lateral de la furgoneta, señal casi inequívoca de que nuestro personaje estaba esperando para disputar una subida en cuesta, ya que este dorsal tan alto era casi exclusivamente característico de esta especialidad, usualmente tanto en velocidad como en resistencia los números de dorsal solían ser eran mas bajos


Apunte biográfico e inicios moteros

   Josep Mª Mallol i Guerra nació en Barcelona el 7 junio de 1952, sin antecedentes conocidos motoristas en la familia, se fue decantando por este deporte, sus padres jamás interfirieron en la afición deportiva de Mallol, sin embargo y como el mismo reconoce “Aunque estaban muy orgullosos de mis carreras jamás vinieron a verme ya que padecían mucho”, respecto a los estudios cursaba ingeniería industrial, pero lo dejó al entrar en una multinacional siderúrgica donde se formó.
“La primera moto que tuve fue una Lobito de 74cc, de color amarillo y que todavía conservo, con ella hice mis primeros pinitos y experimentaciones, aprendiendo a derrapar, lo que posteriormente fue de gran ayuda en las competiciones”.
   Mallol veraneaba en San Cugat y muchas veces iba a pasear en moto a la carretera que une la ciudad con el Tibidabo, una carretera que durante años fue utilizada para disputar la carrera en cuesta San Cugat-Tibidabo, un día subía a gran velocidad una Bultaco, a sus mandos Federico Van Der Hoeven un piloto de la época en pleno apogeo, "Me dispuse a seguirlo y la verdad es que lo hice sin gran esfuerzo, fue en aquel momento cuando me di cuenta de que realmente podía competir", así pues cuando Mallol tuvo la edad suficiente para sacarse la licencia superior se compró su primera moto grande una OSSA 230, una de las motos deportivas mas bien consideradas de la época, “La moto todavía lo recuerdo como si fuera ahora mismo, la adquirí en motos ARANDA, una tienda que todavía existe hoy día como concesionario Honda, situada en la calle Pau Claris, que por entonces se llamaba Vía Layetana, el vendedor quiso que desistiera de la compra y me llevara otro  modelo, ya que mi aspecto frágil al ser alto y muy delgado, le hacía suponer que sería demasiada moto para mi, no pudiendo controlarla”.
   Fue pues con esa moto que también conserva hoy en día, con la que Mallol disputó sus primeras carreras oficiales, confirmando de paso que el vendedor quizás entendía de motos, pero no de aptitudes motociclistas.
   Respecto al característico casco de Mallol cuyo diseño a perdurado con  el tiempo sin cambios aparentes, fue un diseño de su propia hermana pequeña trabajando ella misma el casco original, un Trackstar abierto de la época.


Sus dos primeras motos, la Bultaco Lobito, originalmente de 74cc, pero que todos pasaban a 125cc, y la Ossa 230cc con la que efectuó sus primeras competiciones junior, a la derecha otra gran clásica una Honda 750 Four.               foto autor
   Para desplazarse a estas primeras carreras utilizaba su vehículo un pequeño 600, en el que la moto era introducida por la puerta en diagonal quedando encajonada en el mismo, mas adelante Josep Mª utilizó otro vehículo de su padre un Seat 124, al que le adaptó un enganche y el correspondiente remolque con le que ya efectuaba el transporte en unas condiciones mucho mejores, hasta que pudo comprarse su propio vehículo un Seat 1430.
   Respecto a la parte mecánica la moto era atendida por uno de los propios mecánicos de motos Aranda llamado Miquel Arjó, que preparó ligeramente la moto efectuándole solamente un toque de lima en las lumbreras, este mecánico pronto se convirtió no solo en su fiel escudero mecánico, si no que además era su primer fan, tal era la admiración que le profesaba que……...” Cuando tuvo su primer hijo le puso por nombre Josep Mª en mi honor, y no quedo solamente la cosa en eso, si no que me pidió que además fuera el padrino, cosa que gustosamente acepté “.
   El historial deportivo se irá desarrollando dividido en bloques correlativos, esto permitirá ir publicándolos a medida que se vayan redactando sin tener que esperar a la realización del trabajo en su totalidad, tampoco se pretende hacer un listado exhaustivo de las pruebas en que participó Mallol, por las escasa y poco detalladas crónicas de la época, en la que difícilmente consignaban en las mismas mucho mas de los cinco primeros puestos o algunos mas con suerte en pruebas de mucha relevancia, finalizando generalmente las crónicas con un triste y lacónico para el resto de participantes, ……y se clasificaron 27 pilotos mas.
   Donde posiblemente quedarán mas dudas será en la primera etapa de la época junior comprendida entre los años 1971 y 1972, donde he encontrado pocos datos y el propio Josep Mª tampoco tiene recuerdos concretos, no hemos limitado a consignar aquellas pruebas cuya participación es segura, indicando sin negrita aquellas fechas en las que nos ha parecido probable su participación, en todo caso seguramente la solución puede llegar de la mano de los propios aficionados que vivieron en vivo y en directo alguna de las actuaciones de este bravo piloto, un piloto que se caracterizaba por su finura trazando, quizás algo largo, pero es que Mallol como la mayoría de los pilotos coetáneos a su época, tenían en mente “Prohibido caer”, como en el caso de Eduard Carol, otro piloto ya desaparecido que se quejaba de lo mismo, todo y en su caso ser en principio menores sus gastos, al ser el mismo mecánico lo que le ahorraba un buen dinero, ya que en la mayoría de ocasiones se lo tenían que pagar todo, motos, recambios, desplazamientos, mecánico, gasolina y un largo etc, y salvo que tuvieras “posibles” o un trabajo muy bién renumerado y con facilidades por parte del patrono para correr, lo que era otro impedimento en su tiempo, y es que como dijo Quique de Juan en una ocasión  “ La velocidad en España es sencillamente un absurdo, todos corremos pagando del bolsillo particular, para intentar ganar a dos que cobran”, no creo necesario citar los dos nombres.
    Como todos los pilotos Mallol a tenido admiración por diversas personalidades de este mundillo, referente a los pilotos siempre fue un admirador del británico Phil Read, con el que llegó a coincidir en una competición como veremos, posteriormente y durante su carrera ha admirado a Benjamín Grau, Juan Bordons y Víctor Palomo, también sentía una especial devoción por Paco Alguersuari un  gran fotógrafo al que la mayoría de pilotos esperaban que estuviera en las competiciones y así poder comprarle unas fotografías de sus actuaciones, asimismo tiene un gran recuerdo de Ricardo Pinet, un hombre que al igual que Alguersuari ya no está entre nosotros, pero que lo fue todo, piloto, organizador, director, cronometrador, secretario, pero al que el motociclismo a mi entender no le ha hecho suficiente justicia.

  Si alguien observa una mas que posible laguna o error, ruego me lo indique a galper54@gmail.com , y gustosamente añadiré o corregiré lo que se me indique, con un mínimo de aportación documental sobre el mismo, y así ir engrosando su bibliografía.



CONSULTAR LA HISTORIA EN EL ÍNDICE DE CAPÍTULOS






7 comentarios:

  1. Gracias y ENHORABUENA a los dos por compartir con nosotros parte de la historia de este gran piloto, ánimo y a ver si pronto vamos pudiendo disfrutar del resto de los capitulos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Porque le llaman Josep María si el se presenta como Jose María?

    ResponderEliminar
  3. ¿El mecánico de nombre Miguel, se apellidaba Arjó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente el mecánico se apellidaba Arjó, me lo ha confirmado Mallol cuando se lo he preguntado, realmente al decirle Arjó, fue cuando se acordó.
      Por cierto el pregunta a su vez si alguien sabe algo de el, ya que perdió su pista.
      Gracias por la información que será convenientemente añadida.

      Eliminar
  4. Enhorabuena, un placer conocer mas de Josep Mª Mayol y del motociclismo de la epoca.

    ResponderEliminar
  5. Querido Mallol, gran alegría al ver que te animas a compartir tus recuerdos con todos los aficionados al motociclismo.

    anécdotas y vivencias divertidas seguro no faltaran mucho animo y un fuerte abrazo

    Fco Alvarez

    ResponderEliminar